Reelecciones indefinidas y suspensión de las Paso, la agenda antes de las elecciones

Lo primero lo defienden representantes de los dos frentes políticos dominantes. Lo segundo divide aguas. Cómo sigue la pelea política.

¿Vuelven las reelecciones indefinidas? ¿Las PASO se suspenden? Son dos interrogantes que tensan la agenda de los políticos por fuera de la agenda ciudadana. Lo primero lo impulsan hasta representantes de JXC, ya que varios intendentes del PRO y la UCR consideran escaso el tiempo de dos períodos para sentar bases de cambios y logros de gestión.

Por su puesto que priman intereses mezquinos es este colectivo de reeleccionistas que obturan la renovación política pregonada como una bandera vs el tradicionalismo de los Barones del Conurbano.

Es así que hay abanderados recientes de volver al esquema viejo de reelecciones eternas como el intendente de Tres de Febrero, el historiador Diego Valenzuela o el de la Plata, Julio Garro. O a la vez está los que proponen un régimen intermedio elevando los mandatos a 6 años cada uno, como lo que declara el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

Vidal guarda silencio, Una de sus casi únicas medidas de gobierno, reconocidas por la opinión pública, fue terminar con las reelecciones indefinidas. Para ello contó con el acompañamiento de Sergio Massa y su Frente Frente Renovador, cuando casi co gobernaban en la provincia.

Los Barones del Conurbano tendrían el apoyo del presidente de la Nación, Alberto Fernández, por esto de  “quien está en condiciones de prohibir a un vecino votar otra vez a buen intendente”.

Máximo Kirchner no tiene una opinión definida al respecto y el gobernador Axel Kicillof guarda silencio en medio de cierto abandono de los referentes principales del Frente de Todos.

El más pícaro, hasta aquí, ha sido el intendente filo radical de San Isidro, Gustavo Posse, quien si bien se manifestó a favor de volver a las reelecciones indefinidas, jugó la ficha judicial a consejeros escolares con un planteo que podría generar importante precedente.

La otra pelea ya no es transversal sino claramente de grieta y táctica electoral. El gobierno nacional trabaja para suspender las PASO, EL cómo lograrlo todavía es materia de debate : ¿ Por decreto o ley?

El más pícaro, hasta aquí, ha sido el intendente filo radical de San Isidro, Gustavo Posse, quien si bien se manifestó a favor de volver a las reelecciones indefinidas, jugó la ficha judicial a consejeros escolares con un planteo que podría generar importante precedente.

 

Suspender las PASO, la interna simultánea y obligatoria, conviene claramente al actual oficialismo ya que sus fuerzas son naturalmente mejor alineadas y ordenadas que una oposición que viene de una derrota sin haber realizado aún la real autocrítica, y con un Macri que se presenta como un obstáculo para Larreta y su carrera presidencial.

El instrumento de las internas PASO a el PRO y radicales los reordenan y potencian en la competencia de la elección de mitad de término.

Los roles se cambiaron ante el nuevo escenario y nadie resiste un archivo. Peronistas que fueron propulsores de la ley, tratan de hacer equilibrio y preparan argumentos de la difícil coyuntura pandemia y la necesidad de recortar gastos eleccionarios. Parecidos argumentos a los que utilizaba el macrismo, en el poder, cuando no le convenían las PASO.

El documento de 21 gobernadores pidiendo al presidente la suspensión de las PASO en un almuerzo en Olivos, indica que los esfuerzos para sacar la elección de agosto del camino están siendo potentes.