El show de Cristina tuvo pocos anuncios

Más de tres horas de una magistral pieza oratoria no colmaron, sin embargo, las expectativas políticas que se habían generado en las últimas horas. De YPF nada. Trascendió que el Rey Juan Carlos llamó a Cristina y le pidió que no avanzará sobre la estatización de la empresa petrolera. A contrapelo, la presidenta exageró el respaldo público al ex juez Baltasar Garzón, a quien le sacaron la matrícula en su país por “pinchaduras” ilegales en el marco de una ivestigacion anticorrupcion contra el PP. Anuncios: muy pocos. Mandará una ley de contratos prenupciales y otro de alquiler de vientres. Por otra parte, revisó su decisión de aislar a los kelpers por Malvinas, y ahora Aerolíneas volaría, desde el continente, con tres vuelos semanales, evitando la tercerización vía Chile.