El temor más grande de Vidal de cara a las PASO

La gobernadora no quiere que baje la participación electoral ya que considera que eso puede inclinar la elección.

A pocos días de las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias, la gobernadora María Eugenia Vidal tiene un temor grande que cree que puede ser determinante en el resultado final de la elección: la participación.

Según averiguó este sitio, la mandataria provincial duda -al tratarse de las PASO- de la cantidad de gente que pueda ir a votar, lo cual considera que la perjudicaría en su pareja carrera mano a mano con Axel Kicillof. Según tienen medido dentro del gobierno bonaerense necesitan que vaya la misma cantidad de gente que fue en 2015.

El problema que ven y reconocen por lo bajo es que el votante macrista no es fanático por lo que podría postergar su participación para las generales de octubre. Uno de los últimos spots de la gobernadora -junto a Macri y Larreta- fue en este sentido y directamente llamó a votar el 11 de agosto.

Para reforzar este pedido que ella misma formuló a la tropa, el próximo sábado habrá nuevamente un sábado de militancia entre los “Defensores del Cambio”, los dirigentes que dan charlas para convencer a los indecisos. Será a partir de las 10 de la mañana y la orden es que sea en toda la provincia y en todo el país.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mauricio Macri (@mauriciomacri) el