El triunfo de Alberto podría acelerar la salida de Bonadio y mejora la situación de Rafecas

Antes de los comicios, el Gobierno tenía la información que el juez se iba antes de diciembre.

El resultado electoral generó un impacto sin antecedentes en Comodoro Py. Si se confirma el triunfo de los Fernández en octubre, el kirchnerismo volvería al poder luego de ser juzgado por estos mismos jueces y fiscales. Una situación inédita.

Varios jueces y camaristas ya piensan en hacer las valijas. El primer apuntado, por su enfrentamiento abierto con los K, es Claudio Bonadio. El rumor sobre su salida viene sonando hace tiempo en Comodoro Py, incluso antes de la licencia que se tomó el juez federal para operarse.

Si finalmente da un paso al costado, Bonadio todavía tiene tareas pendientes. Antes de irse elevará a juicio el tramo más importante de la causa de los cuadernos y otras causas importantes que están radicadas en su juzgado.

Otro que podría dar un paso al costado el fiscal general Germán Moldes, que suele tomarse largas licencias cuando el clima político es adverso.

También se vienen varios cambios en la Cámara Federal, donde el Gobierno hizo varias modificaciones en los últimos tres años y medio.

Aún no está definido quién será el interlocutor o los interlocutores con la justicia federal si hay un cambio de gobierno. Esta semana le preguntaron a Sergio Massa en un programa de televisión y lo descartó de plano. Alberto Fernández ni siquiera tiene un hombre elegido para su ministerio de Justicia.

En cambio, hay jueces que dejarían de estar a la defensiva. Es sabido en Comodoro Py que Daniel Rafecas tiene buena relación con Alberto Fernández. Luego de sufrir embates durante el gobierno de Cambiemos, básicamente por el caso Nisman, venía buscando una salida decorosa en la nueva Cámara Nacional de Casación. Ahora su futuro es una incógnita.

Renuncia, jubilación y mudanza, son las palabras más usadas en Comodoro Py.