El “untador” Morales dio marcha atrás

El mandatario provincial entró en otra polémica en plena Pandemia. Pidió disculpas.

Como en la novela de Alessandro Manzoni, “Los Novios” (1827), Gerardo Morales mostró la cara de la estigmatización ante la peste. La pieza histórica relata la gran peste de Milán en 1630 y cómo se le atribuía el mal a enemigos externos que untaban de veneno los espacios públicos.

El gobernador de Jujuy viene derrapando. La última declaración despertó un mar de críticas. Dijo que iba a marcar las casas de los sospechosos de coronavirus para advertir a los vecinos.

Consultado por Lanata si esto no significaba un acto discriminatorio, el radical se fue para atrás. “La expresión de poner fajas en las casas no fue feliz, pido perdón”, dijo.