Embajador británico con goles y asados

Mark Kent ya es apodado en círculos locales como el nuevo “James Cheeek”, por su simpatía y adaptación plena a la Argentina. Le encontró el gustito a los asados y al fútbol local, e invita a empresarios de medios y conocidos periodistas a disfrutar de tertulias, donde la política está invitada.

El campeón del Mundo del 78′ Osvaldo Ardiles lo ayuda en las movidas culturales de la sede diplomática.