Si Massa se suma a la formula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la diputada Graciela Camaño ya tiene decidida su próxima jugada. Es impensado que pueda continuar como armadora del tigrense ya que sus posturas con la ex presidenta son irreconciliables.

Para eso está el puente que le está preparando su esposo, el sindicalista Luis Barrionuevo, quien sigue bancando la candidatura de Roberto Lavagna. Esperemos.