Proyectan pasar la caja previsional de la Provincia a la ANSES

Es para compensar el agujero que provoca el acuerdo del fondo especial del conurbano. Polémica y reacción de los gremios.

En la mesa chica entre Nación y Provincia se está terminado de delinear un anuncio que tendrá alto impacto en lo económica para los jubilados de la provincia, a la ya controvercial nueva fórmula para determinar los pagos futuros de la tercera edad.

El Ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, articula el anuncio con el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el responsable de la ANSES, Emilio Basavilbaso.

Se trata del traspaso de la Caja de jubilaciones de la Provincia (IPS) a la órbita del manejo nacional. Esto abarca un universo de 600 mil trabajadores. Sumándole todas las profesiones que descargan cargas sociales en ese distrito, la cifra llegará a 2 millones de personas que pasarían a un nuevo régimen jubilatorio.

La movida es una compensación por el agujero que la saldrá a la Nación responder a los fondos especiales del conurbano que se le devolverá a la Provincia por la gestión de la gobernadora Vidal , que llegó hasta reclamarlo a la Corte Suprema.

La provincia recibirá $40.000 millones en el 2018 por la recomposición de este Fondo que causó alertas entre otros mandatario provinciales que también se sienten discriminados.

Demostrando que nada es gratuito, en un estado actual de arcas oficiales flacas, ahora se traza una ingeniería para tapar ese enorme agujero.

El caso es que los jubilados de la provincia enmarcados en los trabajadores estatales, tienen un ingreso superior a la media nacional. Si se confirma esta absorción por parta de la ANSES quedarán perjudicados en lo que perciban mensualmente. Para Nación será un ahorro del 20%, que se suma a otras acciones para achicar el déficit fiscal.

La reacción de gremios de ATE, ante las versiones que corre, ya se anticipan como muy combativas.