Garavano fue citado a declarar por la reunión con Oyarbide

Las gestiones de Daniel Angelici en los Tribunales de Comodoro Py están empezando a traerles problemas a funcionarios del Gobierno.

El presidente de Boca es investigado por el juez federal Sebastián Casanello por supuesto tráfico de influencias al oficiar de lobista ante jueces y fiscales a favor del macrismo. Todo comenzó con los cuestionamientos públicos de Elisa Carrió, que obligó a Angelici a correrse de esa función. “La respeto mucho a la doctora Carrió, aunque en esto no concuerde”, se limitó a responder.
El epicentro del caso es una supuesta reunión que habría tenido con el juez Norberto Oyarbide en donde lo instó a renunciar a su cargo.
Luego se conoció que Oyarbide también mantuvo un encuentro con el ministro de Justicia, Germán Garavano, en el cual ofreció ir contra Cristina Kirchner. Fue un manotazo de ahogado. La negociación duró varias semanas porque el Gobierno no tenía la mayoría necesaria para avanzar con un Jury en el Consejo.
Ahora, Casanello citó como testigos a Garavano y al secretario de Justicia, Santiago Otamendi, para el 2 de agosto. Ambos estuvieron en la reunión con Oyarbide, donde el ex magistrado hasta se puso a llorar.
Garavano ya declaró por escrito en esta causa, según pudo saber este sitio.