Los jugadores de San Jorge que decidieron hacer una sentada por el mal arbitraje en el partido que perdían 1 a 0 contra Alvarado de Mar del Plata, desataron un verdadero escándalo en el fútbol de ascenso.

Incluso un importante dirigente de la AFA renunció a su cargo y en el texto de su renuncia reconoció que el parido en cuestión estaba “Amañado”.

Todas las miradas apuntaron contra Facundo Moyano, expresidente de Alvarado y claramente identificado con el club.

El candidato número 11 en la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires, encabezada por Sergio Massa, se ocupó personalmente de intentar despegarse del escándalo.

En ese sentido, aprovechó su presencia en “A Dos Voces” para relativizar el mal arbitraje y aclarar que no tiene ningún vínculo con el club de Mar del plata, del cual fue presidente años atrás.

Al hablar específicamente del arbitraje, Moyano invitó a los conductores a ver el resumen del partido: “si quieren les mando un link con el análisis para que vean que no hubo jugadas polémicas”.

Luego fue más allá cuando se refirió a los jugadores de San Jorge, que decidieron hacer una sentada y no seguir jugando: “lo que hicieron los jugadores (de San Jorge) fue un papelón. Fue un hecho político”.

Facundo Moyano asegura que la intención de relacionarlo a él con Alvarado, a partir de este hecho, es “una operación política” y aseguró que inició acciones legales contra el presidente de San Jorge y contra un periodista del diario Clarín que en su nota aseguraba que Facundo Moyano era presidente honorífico de Alvarado de Mar del Plata.

Al ser consultado por todas las sospechas que hay contra Claudio “Chiqui” Tapia, de beneficiar a unos y a otros desde el sillón de la AFA, Facundo fue contundente: “¿A vos te parece serio que por la relación familiar que tengo con “Chiqui” Tapia, se me culpe a mi de Influencia?”.

Recordemos que Moyano y Tapia son cuñados. El presidente de la AFA está casado con Paola, la hija de Hugo Moyano, presidente de Independiente. Todo queda en Familia.