Eduardo Feinmann hizo un extenso editorial al aire y se quejó de la nota que le había hecho minutos antes, en ese mismo estudio, Mauro Viale al joven Rodrigo Eguillor, acusado por abusos sexuales.

El joven, que estuvo detenido apenas unas horas, disfrutó de su entrevista en vivo. Todo el tiempo se reía y se miraba en los monitores.

“Este ser nefasto que estuve recién acá, dijo que es inocente y que todas las relaciones fueron consensuadas. Burro, abusador”, le dijo Feinmann.

Sin nombrarlo, el periodista se quejó de la entrevista que le hizo Mauro Viale. Dijo que lo mimaron y que no lo incomodaron con las preguntas. “Pienso en las cientos de chicas que sufrieron a este tipo”, se lamentó.