Fútbol congelado: No hay acuerdo y el gobierno insiste en que no pondrá más plata

Angelici rompe el frente de los principales clubes que quieren que el Ejecutivo pague lo que debe antes de rescindir el contrato de Fútbol Para Todos. Asoman las SA.

 

El gobierno guarda bajo el poncho 350 millones de pesos ,de la rescisión del contrato, con dos condiciones: que los clubes sigan pagándole sus deudas a la AFA y que la AFA continúe abonando la deuda con la AFIP.

De eso dependerá que el Gobierno les gire el dinero estipulado que reclaman los clubes para comenzar el campeonato.

La jornada tuvo reuniones y más reuniones, en torno al conflicto del fútbol, y el resultado fue que aun no se sabe cuando se retoma el campeonato .

La primera cita del día se dio en la Casa Rosada entre un grupo de dirigentes y el gobierno. Rodolfo D’Onofrio (River), Hugo Moyano (Independiente), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Víctor Blanco(Racing), Alejandro Nadur (Huracán), Daniel Angelici (Boca), Nicolás Russo (Lanús), Claudio Tapia (Barracas Central) y Carolina Cristinziano(Vicepresidente de la Junta Interventora), Armando Pérez titular de la Junta Normalizadora, compartieron el sainete.

En esa reunión hubo  discusiones y muchas caras largas. Fueron más de dos horas de planteos y pedidos, sin soluciones. 

 Por un lado, Angelici, que comandó al grupo que quiere extender el contrato de Fútbol para Todos por seis meses más y que pretende poner a Chiqui Tapia en el sillón de la AFA. El Tano llegó a decir que “no hay problema si no tenemos fútbol por 6 meses”.

Del otro lado, Tinelli y D’Onofrio, que quieren ponerle punto final a esta historia para cobrar el resarcimiento cuanto antes y empezar a negociar con las grupos empresariales que van por la televisación : Turner y ESPN.

 

En definitiva, el gobierno, una vez más, dejó en claro su postura: no hay más plata para el fútbol, Lo expresó mediante un comunicado, tras la reunión. 

 El segundo encuentro fue en Gardiner, en la costanera, y participaron varios dirigentes que estuvieron en la Rosada.

En el restaurante conversaron con la gente de Fox y de Turner, pero no hubo avances en las negociaciones. Se notó en la cara de Armando Pérez, el único dirigente que habló con la prensa: “Si no nos ponemos de acuerdo es muy difícil que comience el fútbol”, se quejó. 

Macri está convencido sobre a donde quiere tirar la pelota. Que los principales clubes se transformen en Sociedades Anónimas, por lo cual se auto abastezcan y que el la transmisión de fútbol deje de ser gratuita.

Empujan este proyecto el polémico titular de la AFI, Gustavo Arribas y su amigo también representante de futbolistas Eduardo Gamarnik.

Algunos disientes sobre los tiempos en el gobierno. Hay que ver si volver a pagar para ver goles en la tele no termina generando un humor especial en año de elecciones.

 

Canicoba lo conoció a Arribas en otro momento crítico