Google quiere su per saltum para frenar la denuncia de Cristina Kirchner

La empresa rechaza una pericia a sus servidores afirmando que comprometería el “secreto comercial”.

Luego de que la Corte Suprema aceptó el per saltum de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, ahora Google, la gigante de los buscadores de internet, quiere tener su propio salto de instancias para llegar rápido al máximo tribunal.

Resulta que la vicepresidenta Cristina Kirchner denunció a Google porque un día su buscador la definió como “Ladrona de la Nación argentina” y por eso pidió como prueba una pericia informática sobre los servidores de la empresa estadounidense.

A diferencia de los jueces, Google primero rechazó la medida planteada por la vicepresidenta, pero la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal le dio la razón a la demandante al considerar que la pericia era una prueba vital.

Tras ese revés, la gigante de los buscadores de internet planteó el per saltum al considerar que de permitir el acceso a sus servidores se comprometería el “secreto comercial”. En su presentación, los abogados citaron justamente el caso de los magistrados.

Ahora, los supremos que aceptaron el salto de instancia de los jueces deberán analizar si la gravedad excepcional de lo sucedido entre Cristina y Google amerita aceptar este otro per saltum internacional.

Mientras tanto, en los Estados Unidos, el Departamento de Estado denunciará a la gigante de los buscadores por considerar que tiene posición dominante en el sector, que está explícitamente prohibido en ese país, como sucedió en su momento con Mycrosoft.