Tres intendentes pidieron la renuncia de Berni

El caso de la rebelión de la policía bonaerense tiene varias aristas. Una es la realidad de los bajos salarios y malas condiciones laborales para aquellos que brindan servicio de calle, agravado por la pandemia. Otra es el componente político, donde los “sin gorra” y sectores opositores jugaron fuerte.

Una no tan comentada, es la interna peronista con vistas a los próximos procesos electorales en la Provincia. Hay varios intendentes peronistas que recelan de Berni, el preferido de Cristina, y lo quieren sacar de la cancha. Encontraron su Talón de Aquiles. Berni subestimó el internista de la fuerza que dice controlar y los Barones dejaron hacer.

Al menos tres intendentes de los distritos populosos del Conturbado expresaron a Kicillof que el funcionario debía dar un paseo al costado.

El partido se sigue jugando.