Se podría decir que de tal palo tal astilla o que la obsecuencia a veces es buena consejera. El Jefe de la Federal Néstor Roncaglia se animó a opinar sobre la controversial medida de gobierno que censura la diputada Elisa Carrió.

“El nuevo protocolo no es una licencia para matar“, dijo el subordinado al poder político de la democracia. “El policía sabe en que momento debe usar el arma, no tiene una mente criminal para matar”, remató.