La interna en la Side se le fue de las manos al Gobierno

Cristina decidió cortar de cuajo ante una feroz interna en la ex Side, que le generó innumerables problemas de gestión en los últimos meses. Las “renuncias” de Héctor Icazuriaga y de Francisco Larcher cayeron de maduro, ya que no contaban más con la confianza presidencial. La gota que rebalsó el vaso fue la inesperada nota que dio el Director del Servicio de Inteligencia, Jaime Stiuso, a Noticias. ¿Qué pasó para tomar ahora esta importante determinación? La entrevista a un medio considerado “enemigo” en la Rosada fue leída como una amenaza. Poner a Oscar Parrilli al frente del organismo de Inteligencia es cubrir las espaldas de la primer mandataria con el último funcionario de extrema confianza que le quedó. Se espera que en las próximas horas se anuncie una purga en la Side, descabezando al menos a los cuatro directores generales, entre los que está Stiuso.

Nadie ingnora que el poder de fuego en tareas de inteligencia del General Cesar Milani alborotó el edificio de la calle 25 de Mayo. En tanto, Aníbal Fernández volvió al lugar que quería, cerca del poder. Este mediodía fue a Olivos a escuchar de parte de la presidenta esa maravillosa música. Le espera una tarea titánica, en momentos de internas dentro  del peronismo y con una justicia partida en dos.