La llegada del Super Dujovne para tratar de aclarar las dudas del FMI

Tendrá concentración de funciones y junto con Caputo intentarán acelerar el ajuste y controlar los vaivenes del Mercado.

Nicolás Dujovne pasó de columnista de Carlos Pagni a Superministro en un par de meses. Es la Argentina volátil, que desconoce trayectorias, y acude a la agenda urgente con lo que se tiene a mano. Federico Sturzenegger pagó caro no llevarse del todo bien con la Mesa chica de “los ojos ” del presidente. Quiso aplicar recetas propias en plena corrida cambiaria. Los Mercados y Macri perdieron confianza en él. La buena noticia es que lo entendió y se fue.

Dujovne concentrará su rol de ministro coordinador. Lo que se intenta es que su feeling con Christine Lagarde no sufra señales ambivalentes.

Ahora deberá aguardarse el envío de la primera plata, cerca de 15 mil millones de dólares, para intervenir en el futuro con parte de ese primer préstamo y no seguir gastando reservas.

Ayer se conocieron, en paralelo a la salida del Titular del Central, detalles de las condiciones del Fondo para llegar a un total de 50 mil millones de dólares de créditos stand by. El control sobre la inflación es una cláusula fundamental. Se va a tolerar el desacople de este año en no más del 29%. Si se pasa esa expectativa, el acuerdo podría caer. Al mismo tiempo, el gobierno debe comprometerse a bajar la inflación anual del 2019 a 17 %.

Un punto principal del compromiso es que la Nación vaya transfiriendo responsabilidades a las provincias en el manejo de sus gastos. En este sentido, se viene una medida que afectará la caja de la provincia de Buenos Aires: transferir los gastos operativos de empresas de servicios, aún subsidiadas por el gobierno nacional, como Aysa y las eléctricas. Vidal venía tratando de postergar estos anuncios.

Otro aspecto, por ahora disimulado, es que el Fondo quiere un reaseguro con la plata que vaya enviando. El sector jubilados siempre está en la expectativa del achique. ¿Se tocarán los fondos de la Anses?. En el organismo están muy preocupados por los recortes que se vienen y ya contrataron a una experta en comunicación.

La Legislatura Bonaerense espera el llamado para poner manos a la obra de una ley de transferencia de gastos. Un modelo a replicar , en muchos otros ítems , en provincias y municipios. El gobierno quiere comenzar a dar el “ejemplo” con los propios para después pulsear a los incorregibles peronistas.

El Fondo, y sobre todo la sociedad quiere ver el sacrificio de la política.  Desde que asumió el poder, Macri incrementó en un 25 por ciento la estructura del Estado, convirtiéndose en el Presidente que más ministerios y organismos públicos creó en la era democrática.

En su arribo al Gobierno, Macri creó cinco nuevos ministerios, pasando de los 16 que dejó Cristina Kirchner a 21. Además, aumentó  de 70 a 87 las secretarías de Estado; y de 169 a 2017 las subsecretarías, según un informe de Fundación Libertad y Progreso (LyP) hecho en abril pasado.

El nuevo titular del Central es de la crema macrista y un experto con los botones financieros. Caputo está nombrado en Comisión hasta obtener el gancho del Senado. Demasiada movida en pleno Mundial. Las buenas noticias de cambios culturales para un sector de la sociedad se apagan con la economía real y el humor social.

La de corazón social pese al duro ajuste que se viene, es que el gobierno no tocará los planes sociales y se incremetarán si fuera necesario ante las dificultades.