Un momento imperdible de intratables fue la entrevista que Del Moro le hizo al gran maestro Héctor Larrea.

Tras recibir el justo reconocimiento a su trayectoria en la noche de los Martín Fierro, Hetitor dijo que el Martín de Oro no lo esperaba y que “le hubiera parecido mucho”. Además, recalcó que “está en muy buenas manos”, por Andy Kusnetzoff.

El gigante de la radio, a sus 80 años, volvió a pisar un estudio de tele, y recordó que en América había tenido su último programa de la pantalla chica en pleno desastre económico del 2002. Con su sonrisa gardeliana volvió a demostrar que es el mejor.