Los 4 diputados de Schiaretti le servirán para negociar con Alberto

Las 4 bancas del Gringo en diputados nacionales puede ser decisivas para sacar leyes que necesite el nuevo gobierno. Una relación tensa que se podría definir por el pragmatismo.

Juan Schiaretti quedó por fuera de la gran unidad peronista que protagonizara el poder de los próximos años, al mando del tándem Alberto-Cristina. Su defensa a la boleta corta para preservar una identidad cordobesa anti kirchnerista , le dio un resultado aceptable en medio de la polarización. Pudo sumar una banca para Hacemos Córdoba.

Con esa banca que será ocupada por Carlos Gutiérrez (hombre de extrema confianza del Gringo) totalizan 4 bancas del espacio peronista cordobés que guardará independencia del Inter bloque del Frente de Todos, lo que le permitirá flexibilidad en la negociación.

Alberto, es muy memorioso , y quedó alterado por la actitud de “neutralidad” del gobernador que terminó favoreciendo al acumular votos al repertorio de Cambiemos. Córdoba otra vez le dio su apoyo a Macri poniéndolo como referente en la futura opocisión.

El presidente electo podría caer en la vieja huella de revanchismo del kirchnerismo y regatearle recursos a la provincia como hizo Cristina. El otro camino es entender que esos 4 legisladores serán muy deseables a la hora de cierto empate técnico que tendría el escenario del mapa de diputados para conseguir quórum,

En plena campaña política , Alberto tuvo chispazos importantes con Schiaretti. Su alado provincial fue el senador Carlos Caserio, quien sin embargo será sacrificado en la conducción del bloque de senadores para priorizar la unidad del Frente en la Cámara Alta. Caserio dejaría el Senado par pasar a comandar el Ministerio de Transporte.

Natalia De La Sota también se jugó por Alberto. La hija política del ex gobernador fallecido, entendió que el peronismo debía unirse salteando viejos rencores.

De todos modos , ella y su hermana la periodista Candelaria, tuvieron de parte de Schiaretti un apoyo en lo personal y político, que incluyó conocer detalles del armado de su padre. Se cree que Natalia, que los unió a Schiaretti y Alberto en la misa homenaje a De La Sota, podría ser curadora de recientes heridas.