Lousteau negocia con un funcionario de Milei cambios para que la UCR esté el 25M

Las vueltas de la política lo enfrentan a Milei en la necesidad de acordar votos con uno de los dirigentes que detesta.

El Ministro de Interior, Guillermo Francos, mantuvo una reunión reservada con el senador Martín Lousteau. El mismísimo diablo para Milei según su historia de redes sociales donde eligió como blanco de su juego al titular de la UCR. Además, Lousteau representa el núcleo duro de la política Universitaria, a través de su mentor, el vice rector, Emiliano Yaccobitti.

La figurita más emblemática del apoyo que daría la UCR para que se apruebe la ley en general sería que el gobierno haga una declaración pública a favor de la educación pública , tras la extraordinaria marcha convocad por sectores universitarios y acompañada por sectores transversales.

De todos modos, la Reforma de Bases sufrirá algunos cambios en el tratamiento en particular, lo que haría que vuelva a la instancia de origen, es decir a Diputados. Dentro del partido radical existen fuertes diferencias internas sobre cómo acompañar todo este debate y la foto del 25 de mayo. En sus últimas apariciones, el presidente bajo varios cambios sobre sus ideas virulentas hacia la prosapia radical.

Milei elogió la labor de varios legisladores como la dirigente del PRO Silvia Lopenatto o Cristian Ritondo. Su ministro del Interior ha sido la pieza fundamental para rescatar un conjunto de iniciativas estaban naufragando, producto de los ataques al Congreso por parte del presidente  y un atolondramiento político de arranque de gestión.

De los gobernadores convocados, hay uno del peronismo que adelantó que eludirá el viaje a Córdoba: Axel Kicillof acusando al gobierno de extorsivo por la condiciones que pone en el ajuste de las provincias.

El radicalismo mantiene objeciones sobre todo en el paquete fiscal calificado de “muy generoso” para los que evade, por parte del senador y titular del radicalismo.

Los que se muestran dialoguistas también se van sintiendo parte de un input para provocar cambios, considerados urgentes para la próxima etapa. El peronista Miguel Angel Pichetto declaró por la necesidad de “oxigenar el gabinete”.

Para Milei la idea es no dejarse presionar ni perderse en un maridaje con partidos que según su percepción fracasaron y son parte del pasado. Después del 25 M, habrá un nuevo tiempo con un músculo puesto a prueba ante el agotamiento de sectores sociales  expuestos a los efectos motosierra.