Manes tensó la relación con el PRO

El candidato de la UCR por provincia está furioso con los socios políticos que disputan la interna. El fuego llegó también a dividir sectores de la UCR.

A quien quiera oírlo, Facundo Manes dice que la noche del domingo 12 de Setiembre será una jornada de familias divididas. Desoyó los consejos de esperar los guarismos en un mismo búnker, el de Juntos estará montado en Costa Salguero, y despotrica por lo que considera una campaña sucia y discriminatoria que le hizo el Larretismo.

“Es el Mundo Manes”, sugieren los que sostienen su candidatura sin quitarle algún peso de razón que la pelea del científico ha sido cuesta arriba y ninguneada por algunos medios, apuntan básicamente a La Nación+.

Los encuestadores están dando una importante ventaja del Colo Santilli hacia el husmeador de cerebros. Es posible que Facundo esté en una introspección clave de su pensamiento: ¿Habrá sido el momento para presentarse tras rechazar en varias oportunidades a los mismos radicales que lo fueron a buscar?

Entre otros sinsabores, Manes pretendió que el Colo le diera un debate televisivo. La fuerza del PRO se mantuvo en que los debates expuestos deben ser en la finales de noviembre frente al kirchnerismo.

El resultado hay que aguardarlo. Recuerdan que en esas viejas charlas, Manes solía argumentar que en la Argentina se venia un nuevo “que se vayan todos” y que podía emerger un “Pastor”. La figura no era la de la famosa serie sino que la usaba para hacer mención de si mismo.

El otro tema candente es que el llamado fenómeno Manes connota heridas más profundas dentro de la coalición opositora que arrastra pases de facturas dentro del mismo radicalismo. Se miden para reprochar quiénes sostuvieron el apoyo ciego a Macri, un gobierno que no solo fracasó sino que los ubicó como partido centenario en un rol cercano a lo decorativo.

L cierre de esta nota, Manes dio un gesto de distensión ,  Promete que el lunes siguiente a las elecciones estará tomando un café con el Colo.