Peña debió responder por un contrato de Aerolíneas que favoreció a familiares

El Jefe de gabinete fue sorprendido, en conferencia de prensa, por una situación embarazosa. Una licitación favoreció a los Braun, parientes de él y del secretario de Comercio. ¿Qué dijo?

El Gobierno quedó ayer en una posición incómoda. Su jefe de gabinete, debió dar explicaciones porque Aerolíneas adjudicó la licitación de hospedaje para su tripulación a un hotel en El Calafate que es propiedad de la familia Braun.

El hotel boutique “Esplendor” es propiedad de Sebastián y Carlos Braun, primos de Peña y del Secretario de Comercio de mismo apellido.

Si bien no presentaron la oferta económica más barata para la compañía, se quedaron con la clientela de pilotos y tripulación de Aerolíneas. Desde la empresa de bandera se dijo que no sabían de la vinculación parental. La oferta más baja fue del hotel de Cristina, el Alto Calafate, que venia teniendo ese contrato desde 2008.

El jefe de gabinete brindó las ya rutinarias conferencias de prensa y al advertir su equipo que se iba a insistir sobre la materia recortaron la lista de preguntas.

Por la mañana, fue sorprendido por el periodista Luis Novaresio, a quien le dijo: “Mi familia es muy grande. Ningún familiar directo mío tiene hoteles”. Sobre Braun no puso las manos en el fuego.

Cabe recordar que Miguel Braun, encargado de controlar los abusos en precios, tiene como tío al principal dueño de cadenas de supermercados del interior del país, La Anónima.