Una cena en la casa de un amigo común. Una cena y una propuesta electoral. Mauricio D’Alessandro le dijo que no a Alfredo Olmedo. El salteño quiso seducirlo para ser candidato de su espacio por la derecha dura.

El abogado, rey del panelismo, fue cortés y le agradeció. Hasta le dio un par de consejos para la campaña. “Péguele al oficialismo, ya se sabe que no quiere a Cristina“, le dijo en medio de los postres.

Mauricio tuvo antes que nadie la primicia de la otra pata que acompañará al sojero salteño, ya que en la cena participó el Tata Yofre, flamante compañero de fórmula.