Cosas de mujeres, se diría con el viejo paradigma cultural. La cuestión es que la recorrida de la Rosada al Tedeum tuvo a la vice presidenta inquieta para que la Primera Dama le elogiara la cartera que eligió para la ceremonia. Al principio, Juliana Awada no le dio mucha bolilla…