Milei le está cerrando puertas a los preferidos de Macri

Por eso adelantó con rapidez la mayoría de los hombres del ex presidente. Una interna todavía controlada.

Javier Milei entiende que lo que se regala en la transición se paga en un tiempo veloz en el Ejecutivo. Lo suyo no es una coalición clásica sino la necesidad de pagar con agradecimientos el apoyo que el PRO duro le dio para ganar en todo el país. Intuitivo, el León quiere despejar cualquier duda que el esquema de un presidente “Chirolita” pueda reproducirse ahora con otro signo político. Mauricio, en principio, tampoco quiere un desembarco rotundo pero sí ubicar a hombres de confianza en algunas de las áreas estratégicas.

Por toda esta interna, por ahora moderada, es que el electo presidente salió a marcar la cancha vociferando nombre por nombre los integrantes de su gabinete en un programa radial, en una curiosa espontaneidad que habría sido planificada. Marcó la cancha al jugador del segundo tiempo.

Si bien hay nombres confirmados: Guillermo Francos (Interior), Nicolás Posse (Jefatura de gabinete), Diana Mondino (Cancillería), Carolina Píparo (Anses), y Mariano Cúneo Libarona (Justicia), otros estratégicos aún están stand by.  Economía y todo lo que abarca Seguridad son esferas que el color amarillo pretende tener influencia.

La cumbre con Macri, en el Hotel Presidente, fue cordial a comparación de las caras de tujes en Olivos, con Alberto, pero el ganador de las elecciones presidenciales se mantiene con su plan original de manejarse con modalidades realmente novedosas y rodearse de los que creyeron en él desde el arranque de la campaña .

Javier Milei entiende que lo que se regala en la transición se paga en un tiempo veloz en el Ejecutivo

Para economía suena Federico Sturzenegger, “un hombre brillante”, según consideraciones del mismísimo Milei. Sin embargo, no fue confirmado ya que aparece en medio de una interna de otros ex colaboradores de Macri quienes lo corrieron del Central. Aparte, Milei quiere tener un técnico, sin perfil alto, ya que él atenderá personalmente las variables del ajuste, que lo ponderó en 15 puntos del PBI para el 2024 , es decir unos 75 mil millones de dólares.

En Defensa e Inteligencia recapituló y no se lo cedería a su vice Victoria Villarruel sino pasará bajo la órbita de Jefatura de gabinete. Villarruel ha tenido un protagonismo excelso en la campaña hasta por momentos diferenciándose del elegido presidente. El Jefe, Karina tomó nota.

Milei emula muchas de las huellas del menemismo. Por ejemplo, estudia una radical reforma del Estado imitando un decreto similar al que pergeñó Roberto Dromi. El mendocino es consultado en forma permanente para el shock de arranque. “Seis meses que serán muy duros”, promete. A diferencia de Menem no puede trastabillar con los primeros funcionarios que irán al combate.

Horacio Caride