Cuando la delegación de Boca partió de Buenos Aires una presencia llamó la atención de propios y extraños. El humorista Roberto Moldavsky formó parte del charter que los depositó en Madrid.

En forma de agradecimiento, el humorista les dedicó un show a los jugadores, al cuerpo técnico, dirigentes y hasta la importante cantidad de familiares de los futbolistas que acompañaron al plantel.

“Los chicos estaban un poco bajoneados y fue una decisión de ellos la de invitar a Roberto. Hay que crear un clima de buena onda en la previa de un partido que ya viene cargado de nervios”, dijo un dirigente de Boca, en las calles de Madrid.