El amigo y confidente del presidente, Nicolás “Nicky” Caputo, tuvo una cena de alto voltaje en la casa del empresario Daniel Vila. Junto a otros invitados importantes del sector ´privado, Caputo confió que el viernes pasado había almorzado con Macri.

A Nicky se lo ve muy preocupado por el rumbo del gobierno y la influencia que sigue ejerciendo Marcos Peña. “El presidente no se anima a ser cambios a fondo”, se le escuchó decir en la larga noche.