Otro escándalo en el SPF: dos jefes a las piñas

La escena ocurrió el jueves por la tarde, en el primer piso de la Dirección Nacional, en Lavalle y Pueyrredón. El flamante director general de cuerpo penitenciario, inspector general Raul Oscar Ramirez, y el director de la cárcel de mujeres de Ezeiza (ex unidad 3), prefecto César Montenegro, terminaron a la trompadas. Según puso saber ExpedientePolítico, Ramirez le habría recriminado cuestiones laborales. Pero también cuestionó el trato que recibió su mujer (está separado y se juntó con una oficial del Servicio). Los gritos fueron creciendo hasta que Montenegro le asestó algunos golpes y siguieron en el piso del despacho. Ramirez, que estaba retirado y fue convocado tras la salida de Hortel, terminó herido en la cara y Montenegro con fractura en la mano. Además hubo roturas de algunos muebles. El nuevo director del SPF, Alejandro Marambio (foto), se enteró de todo porque su oficina está un piso más arriba.