El juicio por lavado de dinero que enfrenta el narcotraficante, Pérez Corradi, debió suspender la audiencia, del martes último, por la insólita presencia de cucarachas.

Los testigos miraron con sospechas al acusado pero sobre todo a su abogado, Carlos Broitman, a quien como letrado no revisan antes de ingresar a la sala.

La escena surrealista se complementó con un secretario del TOF5 tomando un insecticida en la mano para combatir a los intrusos rastreros.

Es la misma sala que se juzga a Cristina por la causa de vialidad. A limpiar , muchachos…