Los Martín Fierro siempre dejan mucha tela para cortar y este año no fue la excepción. Hubo personalidades que casi se pierden la fiesta, ganadores que se lucieron en sus discursos, otros que aprovecharon la ocasión para hacer campaña. Pasen y vean.

A la hora de ingresar, Martín Lousteau vivió un incómodo momento. La pareja de Carla Peterson se olvidó la entrada y no le permitían pasar. Tras insistir, y después de un puñado de minutos, el personal de seguridad le habilitó el pase.

Algo similar vivió Sofía Zámolo, a quien también se le complicó el ingreso al Hotel Hilton porque su compañera Stefy Xipolitakis llegó antes con la entrada y el pase de la modelo.

Roly Serrano se llevó la estatuilla por su labor en “El Marginal” y cuando habló ante el público dejó un mensaje político. “Quiero saludar a mis hermanos de Salta, una de las provincias que más aporta al presupuesto nacional y una de las provincias que más pobreza tiene. A toda esa gente que le falta y que tiene hambre también se lo dedico. Espero algún día poder ayudar a que esa diferencia entre los que todos tienen y los que nada tienen sea menor”, tiró el actor que se presentará como candidato a diputado por el kirchnerismo.

Por su parte, Panam aportó lo suyo. Tras ganar el premio le dedicó su triunfo a Carlitos Balá. Luego, se sacó varias fotos con Piñón Fijo, uno de sus rivales en la terna. Además, Polémica en el Bar se llevó el premio al mejor programa humorístico y en las redes fueron con todo contra Iúdica.

 

Al final, en el homenaje de los actores que ya no están y murieron en el último años, se olvidaron de Guillermo Bredeston y Mónica Galán.