Mauricio Macri y María Eugenia Vidal inauguraron el Metrobus de Quilmes, aunque luego de la publicación en redes sociales de la cuenta oficial de Cambiemos se despertó una polémica entre los vecinos.

Con un discurso duro, el Presidente polarizó con el kirchnerismo por medio de las obras. “Espero que lleguen las obras, que cada uno en su distrito las hagan”, disparó en referencia a los intendentes del PJ. El acto duró unos minutos y fue positivo para los dirigentes de Cambiemos.

El problema surgió un rato después. La cuenta oficial de Twitter comunicó la inauguración y en el tuit aseguró que “antes en la Avenida Calchaquí no había más que barro y pozos“. Rápidamente usuarios de redes sociales salieron a desmentir la publicación ya que según manifestaron esa calle está asfaltada hace años.

Quienes dudaban fueron a las imágenes de 2017 de google maps, que muestran a la avenida asfaltada y dejan en evidencia a la cuenta @Cambiemos.