Milani

Fue el único “incidente” durante la declaración del ex jefe del Ejército César Milani, quien se mostró muy quebrado por sus días en la cárcel. Una mujer gritó “traidora” cuando escuchó la carta afectuosa que le mandó Hebe de Bonafini a Milani. Y fue retirada de la sala de audiencias.

Detrás del incidente hay una historia de desencuentros. La mujer que gritó es Marcela Brizuela de Ledo, la mamá del soldado Alberto Agapito Ledo, desaparecido mientras hacia el servicio militar en Tucumán.

Según contó una periodista tucumana en una historia de Twitter, la mamá de Ledo y Bonafini eran compañeras de Madres de Plaza de Mayo. Participaron durante muchos años de actividades conjuntas y Hebe pedía justicia por la desaparición del hijo de Marcela.

Esa armonía se quebró en 2013, cuando Milani fue designado jefe del Ejército por Cristina Kirchner. Bonafini le brindó todo su apoyo: le hizo una entrevista y hasta hizo la tapa de la revista de las Madres con Milani.

Marcela se sintió traicionada por Hebe.Habían luchado juntas y ahora ella se había pasado al bando del militar acusado por la desaparición de su hijo. Pero no quería ser grosera, o agresiva supongo. Ante el micrófono apenas tocaba el tema. Nunca la escuché insultarla“, contó la periodista.

Querido César, gracias por tu carta, hijos y nieta. Todo fue un regalo. Sé que no es fácil el encierro pero cuando un hombre es libre como vos no existen los muros. Un abrazo. Hebe de Bonafini”, leyó, con la voz entrecortada, Milani. La mamá de Ledo no pudo aguantar su bronca.

El juez pidió de inmediato que la saquen de la sala. Una hermana del soldado Olivera gritó que no la podían echar porque “es una Madre de Plaza de Mayo“. “No voy a tolerar ningún tipo de manifestación, de lo contrario las próximas audiencias las vamos a hacer sin público”, contestó el juez con escasa humanidad.