¿Por qué se jubila Viviani?

Una extraña salida en un país donde nadie renuncia a nada. La clave de un sector uberizado.

Sin duda fue la noticia del año sindical. El histórico líder sindical de los taxistas anunció su retiro por “cansancio” tus casi 40 años de estar en el manejo del sector. ¿Cansancio moral?

Viviani como otros popes sindicales representó la dualidad de “defender” a los trabajadores y a la vez ser dueño de una de las flotas más grande de taxis. Más de 500 unidades según las versiones.

Se lo criticó por no pelear con contundencia en el avance de las aplicaciones Uber y otras que compiten de forma desigual con el servicio de taxis tradicional. Una de las primeras pistas de su partida es que se vienen peores noticias para los tacheros.

“Me merecìa un descanso” fue otra de sus incompletas explicaciones. Se vio en problemas en explicar la misteriosa muerte de su hermano, Horacio Viviani,  quien apareció de un tiro en el pecho dentro de un Renault Clio en Parque Chacabuco. La causa quedó caratulada como un suicidio.

Viviani fue un brazo político de Moyano pero quedó salpicado como responsable de la seguridad de aquel salvaje traslado de los restos de Perón a San Vicente.

Los últimos años estuvo encapsulado en sus negocios personales y en viajes permanentes a Roma, no precisamente pata visitar el Vaticano. La banderita dice libre.

Una última teoría señala que sufriría una afectación de su salud a nivel coronario que necesita de extremo cuidado.