Postergan la inclusión de Jorge Macri al gabinete

Se iba a ejecutar antes de las elecciones, pero no quieren alterar la relación con Carrió. El primo del presidente ocupará una estratégica Secretaría.

Jorge Macri deberá esperar hasta noviembre, después de las elecciones, para calzarse el traje de funcionario. Para él será una suerte de reivindicación tras los ataques recibidos por parte de Elisa Carrió.

Precisamente, el presidente decidió postergar el anuncio para no irritar a Lilita que le pondrá el cuerpo a la campaña no solo de la Ciudad sino también de provincia.

El cargo que tendrá el intendente de Vicente López ya tiene nombre. Será la Secretaría de Obras Públicas, Vivienda y Municipios que dependerá del Ministerio de Interior.

En los hechos es el manejo total de la relación política con los intendentes, muchos de ellos peronistas, que hasta aquí articula Rogelio Frigerio. Al actual ministro, le quedará el rol de puente con los gobernadores.

La lectura en la Rosada es que con la fragmentación creciente hoy subsisten dos grupo de poder real en el peronismo: el partido de los gobernadores y el partido de los intendentes, sobre todo del Conurbano. Para estos últimos, comprenden que Jorge Macri tiene mayor prestancia para embarrarse. Aún es una incógnita quién va a liderar a este grupo tras el resultado de octubre.

La entrada de Macri a Interior causa recelos que trascienden a Lilita y que generan problemas de equilibrios internos dentro del gabinete. El cambio comprende una fuerte reestructuración del Ministerio. Las facultades que tendrá el futuro funcionario hoy son cubiertas por 3 a 4 colaboradores de Frigerio.

Uno de las primeros en tener fecha de vencimiento es el actual Subsecretario de Asuntos Municipales de la Nación, Lucas Delfino.