La emblemática Radio Rivadavia atraviesa su peor momento de la historia. La emisora de la calle Arenales está en quiebra y el remate de la misma se hará en los próximos días. Con un staff devaluado, periodistas y locutores de muchos años de antigüedad reclamando indemnizaciones millonarias, el día a día de la radio es insostenible.

En ese contexto algunos empresarios ven un negocio en puerta. ¿Cómo? Comprando una emisora quebrada y transformando la emblemática radio en una emisora deportiva, según pudo saber ExpedientePolítico.

Fernando Niembro (actualmente en los mediodías de Radio Splendid) aparece entre los nombres para encabezar el proceso de cambio.

Para esto quiere convencer a Mariano Closs que en diciembre se le termina el contrato. ¿Será un Buen Momento?