Antes de su muerte, Sabat parece haber anticipado la noticia de la semana. En su momento, dibujó a Alberto Fernández con el pelo de Cristina. Toda una definición sobre cómo interpretaba el artista la simbiosis entre los dos Fernández.

Todavía hoy se recuerda la reacción de Cristina ante una ilustración que Sabat le dedicó. En ese momento, Alberto criticó la falta de tolerancia de la ex mandataria.