La declaración indagatoria de Daniel Santoro ante el juez Alejo Ramos Padilla duró 5 horas. El periodista tomó distancia de Marcelo D’Alessio, el supuso espía que traficaba información en la justicia.

“Los indicios son chats de Marcelo D’Alessio, porque no constituyen ninguna actitud de parte mía participando de operaciones de inteligencia. Yo contesto cosas como ‘Ok’, ‘Excelente’ y demás”, se justificó Santoro.

Sobre su choque con Fantino e integrantes de Animales Sueltos, Santoro señaló que jamás hizo tareas de espionaje y que fue D’Alessio el “fabulador”. Lo cierto es que Fantino y Romina Manguel vieron reflejados cosas que charlaron con Santoro en los informes que tiene en su poder el magistrado, Ramón Padilla.

Santoro se cuidó de fustigar la investidura del Juez Padilla como si se cuestiona en la solicitada de colegas y empresarios que consideraron la indagatoria como un atropello a la liberta de expresión. “El juez no me obligó a identificar fuentes de información”, señaló al salir de los tribunales de Dolores.

En tanto, al trascender que Santoro sindico a su colega Virginia Messi (policiales) como la presentadora a la figura del polémico D’Alessio, la mencionada lo desmintió en redes sociales

“No aclares porque oscurece , Daniel”, disparó en las redes sociales.

Santoro siempre había esquivado revelar el nombre de la persona que lo habría contactado con el falso agente de la DEA, pero en sede judicial nombró a Messi.

Su colega del diario Clarín salió rápidamente a decir que ella solo lo había contactado con el abogado Rodrigo Gonzalez, quien le confirmó que Santoro llegó a D’Alessio por intermedio del fiscal Bidone, procesado como parte de la banda del falso espía.

 

Al salir de Tribunales, Santoro dijo que su declaración se centró en explicar los casos por los cuales está acusado y agradeció el trato que recibió de parte del fiscal y del juez. “Tuve un tratamiento respetuoso, espero que no se enganchen con lo que quieren hacer Etchebest y Cifuentes”, dijo.