Desde quel la Justicia Laboral ordenó al Gobierno a reincorporar a 138 de los 357 trabajadores despedidos por la agencia estatal de noticias Télam, la situación volvió a una suerte de empate técnico entre los deseos de Lombardi y los reclamos gremiales.

El Juzgado Nacional del Trabajo Nº 22 aceptó el recurso presentado por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPresBA) quienes argumentaron que al no haberse cumplido con los requisitos previos para realizar las cesantías, debían permanecer empleados. Mientras, la mayoría de estos empleados en litigio cobraron importantes indemnizaciones.

Las pretensiones de Lombardi eran que devolvieran la plata al tener que volver a tomarlos pero la gremial, asesorados por sus abogados, desistió ya que dicen que el fallo de reincorporación no está firme.

A la lucha se agregó una novedad: auna gran parte de estos empleados en litigio con la empresa estatal los representa “Huguito” Moyano, el hijo más estudioso del líder camionero. Al resto de trabajadores los tomó el clásico abogado laboralista de la prensa, León Piasek.

La anómala situación tiene semi paralizada a la agencia sin rumbo ni destino. Los reincorporados trabajan a desgano con una conducción que no puede marcar una agenda de trabajo.

A tal punto, un grupo reducido de jefes y periodistas  realiza los contados envíos desde una oficina improvisada del teatro de entretenimiento creado pro el kirchnerismo, Tecnópolis, en Villa Martelli. En algunas oportunidades, los redactores deben sortear la caída de agua sobre sus máquinas, ya que hay goteras en el techo.

El eterno conflicto ha desgastado ambiciosos proyectos de modernización de la agencia como el de una radio en la web. Muchos de los despedidos pertenecieron a esa área que ahora se verá reducida a flashes informativos y podcast, Por ahora sigue fuera de línea.

La fractura se representa también en como se dividen los grupos de trabajo: los de Villa Martelli alineados con las actuales autoridades, los de la sede tradicional en Bolivar al 500 y la otra parte operativa administrativa en Av Belgrano.