El tema en cuestión fue la sanción que se le aplicó a San Lorenzo, al que le iban a descontar seis puntos en la Superliga. Por eso, Marcelo Tinelli generó un encuentro con Mauricio Macri con la intención de revertir la situación, algo que, en principio, consiguió a través de Tribunal de Apelaciones.

La reunión se dio en la Quinta de Olivos, donde Tinelli le solicitó al presidente la gestión para que San Lorenzo, y también Huracán no sean perjudicados. Claro que nada es gratis en la política. A cambio, Macri le pidió al conductor de ShowMatch que afloje con los comentarios contra el gobierno y se cuide en sus declaraciones.

El resultado, claro está, puede ser favorable para San Lorenzo. Es que Macri levantó el teléfono y la sanción ahora está en suspenso, con muchas probabilidades que sea anulada. Además, les indicó que no sean tan duros con los clubes y la quita de puntos.

La sanción que les aplicaron a San Lorenzo y Huracán fue porque tenían deudas con el plantel e irregularidades en la presentación de la declaración jurada.