“No somos más amigos”. La respuesta de Tití Fernández sorprendió en la entrevista que le realizó Ari Paluch, el conductor de El Exprimidor. La pregunta apuntaba a la relación que el periodista deportivo mantenía con Marcelo Araujo. “Con el laburo no se jode, nos colgaron un año y medio y no nos dieron explicaciones”, agregó Tití. El periodista aclaró que existe una gran relación con las hijas de Araujo, pero dijo que “papá

no se portó bien”. “Se rompió una amistad que manteníamos desde 1980”, aclaró. Y aunque prefirió no explayarse en el tema, Fernández lanzó una crítica sutil. “Fútbol para Todos mejoró en un 300%, te lo puedo asegurar. Ahora las transmisiones son bárbaras, los relatores son buenos”, disparó en referencia a su ex amigo.

Por otra parte, Tití Fernández hizo un raid mediático para contar que comenzó el juicio por la muerte de su hija Soledad, en un accidente automovilístico en Brasil, durante la Copa del Mundo. “Pido justicia”, dijo, dolido. Y aclaró que a fin de mes viajarán a declarar las dos personas que estaban en el auto con Soledad para dar su testimonio.