Una vez que se dieron a conocer los números de la votación, Amalia Granata apeló a la ironía. Descartando el regreso de los K al poder, la diputada publicó en su cuenta de Twitter una gráfica en la que le apuntaba a Florencia Kirchner, la hija de Cristina.

Granata no es la única que desconfía de la enfermedad de Florencia Kirchner. La hija de la ex presidenta se encuentra en Cuba desde mediados de marzo y pidió permiso a la Justicia para quedarse allí hasta tanto reciba el alta médica del tratamiento que se está realizando por un linfedema. Sin embargo, su estadía en La Habana generó polémica y desconfianza. Como la que le tiene Granata.