Germán Lerche, un Grondonista que no puede salir a la calle

Germán Lerche está deprimido y recluido en el country El Paso de Santa Fe. Los negocios turbios que realizó con Colón y Grondona lo condenaron socialmente y hoy no puede salir a la calle. “La otra vez fue a tomar un café, lo reconocieron y una señora mayor le dio un carterazo”, contó un periodista que sigue la campaña del Sabalero. ¿Como vive?

“Vive adentro del country, casi no se lo ve. Y está bajoneado desde que le quitaron el carnet de socio de Colón”, dicen. Pero también sufrió mucho porque él siempre pensó que iba a ser el reemplazante de Grondona, que iba a ser su sucesor. “Desde su entorno cuentan que no tiene plata, pero es mentira. Corren la bola que lo bancan los amigos. Pero plata le sobra, si hizo negocios asquerosos durante la Copa América 2011”.

¿De qué vive? Recibe mensualmente un sueldo por un puesto municipal de una localidad que se llama El Recreo. Pero Lerche y su mujer no son lo únicos que la pasan mal. Sus hijos también llevan la carga del apellido. Y los juicios se le van a acumulando al ex presidente del club santafesino. “Está complicado en la causa que lo investigan por presunta evasión tributaria”.

Más, la casa en la que habita Lerche es de Esteban Fuertes, el ex goleador del club. “Al Bichi le debe varios meses del alquiler y no te extrañes que le haga un juicio por desalojo”.