Ariel Tarico hizo una imitación brillante de Felipe Sola en la que el “falso” Felipe le pedía en un mensaje de voz a sus compañeros que moderen su fascismo para ganar la elección y pide “jugarlas de buenitos”.

La caricatura es tan perfecta que es imposible, si el mensaje llega por Whashapp, darse cuenta de que no es el político sino el humorista.

El equipo de colaboradores del diputado debió desmentir una imitación que casi se transforma en fake news.