Javier Mascherano encabezó una charla de liderazgo que organizó el Gobierno de la Ciudad. A su lado, estuvo Mauricio Macri. La cuestión irritó al ultra kirchnerismo…

“Sin querer queriendo está haciendo política cuando quedan pocas semanas para las elecciones”, se quejó un dirigente del kirchenirsmo.

“Pensar que hace un año, después de perder la final con Alemania en Brasil habló en Ezeiza y se abrazaba con Cristina. Y antes había hecho una publicidad para vacacionar en Uruguay”, agregó. Lo cierto es que Mascherano aprovecha sus visitas para hablar como líder y, de paso, facturar.