Dos figuras tradicionales del peronismo estarían a punto de romper lanzas con la alianza de la llamada tercera vía, donde quedaron solitarios el tándem Lavagna-Urtubey.

El rollo trae otra interferencia en el espacio donde huyeron Schiaretti y Massa por distintos motivos. Resulta que los pensadores del peronismo habían visto en el economista una posibilidad para sortear la Grieta que divide a la sociedad, y pusieron sus servicios a construir una alternativa en la Ciudad, pero se encontraron con el freno de don Roberto.

Lavagna hizo enlazamiento sanguíneo y salió a bancar como única lista a la que encabeza su hijo, Marco y Matías Tombolini. El episodio hace acordar a cuando Macri bancó a Larreta por encima de Gabriela Michetti. El punto diferente, es que pese a esa intervención, la interna del Pro se hizo.

Aquí el entuerto se judicializó. La Jueza con competencia electoral, María Servini, firmó un primer fallo habilitando a Julio Bárbaro y Carlos Campolongo a presentarse en la competencia.

Expediente Político pudo saber que las heridas lejos están de cerrar. En las próximas horas, el dúo apadrinado por Barrionuevo renunciaría a la competencia pese al aval judicial como desaire al “mal trato” de Lavagna.

En el programa de Viviana Canosa, le pasaron a Campolongo un tape de Lavagna donde dice  que su fuerza “necesita gente joven que lo acompañe”, y que por eso opta por apoyar a su hijo.

La respuesta del profesor Campolongo fue para el recuadro….

A todo esto, Margarita Stolbizer toma distancia dando libertad de acción a GEN para votar en el provincia de Buenos Aires.