El periodista que hoy luce una tupida barba blanca, hizo una acusación temeraria en su cuenta de twitter.

Haciendo referencia a una nota del diario La Nación que anunciaba la inauguración de un monumento de un Nisman en Jerusalém, Duggan tuiteó acusando a Israel de ser “un lobby poderoso”.

En respuesta al posteo, llovieron las críticas contra el periodista que tiene un libro publicado que se titula “¿Quién mató a Nisman?”, donde sostiene que el ex fiscal se suicidó y no fue asesinado. Duggan intentó una defensa con otro tuit.

Aunque la mayoría de los comentarios en la intervenciones de Duggan en las redes son en contra, también recoge apoyos, como el del ex secretario de seguridad Sergio Berni, quien elogió la investigación periodística de Duggan.

Podría leerse como una devolución de gentilezas, ya que en el libro, el periodista califica de “muy buena” la intervención de Berni en el departamento de Le Parc, la noche de la muerte de Nisman.

No es el único Kirchnerista que elogia el libro. Mientras tanto, Duggan cada vez vende más ejemplares.