Lo declaró la actual apoderada del organismo ante el juez federal Julian Ercolini. Los aportes son para Nuevo Encuentro. 

La gestión de Martin Sabbatella en el AFSCA dejó una herencia pesada. En las últimas horas, la actual apoderada de la AFSCA Jackeline Dinale declaró como testigo ante el juez federal Julián Ercolini, que lleva la causa por el desalojo del edificio, y aseguró que hay entre diez y quince empleados que ya le manifestaron que se niegan a seguir aportando el “aporte voluntario” a Nuevo Encuentro. Según denuncias que surgieron en los medios, era un 8% sobre el sueldo bruto de los empleados.

El tema de los aportes es investigado hace mucho por otro juez, Sebastian Casanello. En el marco de esa causa, Sabbatella está acusado de violación de los deberes del funcionario público y hace abuso de su cargo al solicitar “por sí o por interpuesta persona una contribución o dádiva, delitos tipificados en los artículos 248 y 266 del Código Penal, según planteó el fiscal general de Mar del Plata, que inició esta causa, Juan Manuel Pettigiani. Casanello había cerrado la causa en un comienzo, pero la Cámara Federal porteña le ordenó que la reabra a fines de 2013.

Con su declaración, la apoderada del AFSCA reflotó la polémica, que por lo visto no es parte del pasado. Según el líder del partido, Martín Sabbatella, el aporte no era obligatorio sino voluntario, pero la investigación esta abierta.

En su momento se había revelado que entre los “donantes” estaban el entonces Director de Sistemas de AFSCA, Pablo Capurro, especialista en temas tecnológicos de Nuevo Encuentro, y Nicolás Cherei, coordinador del Conurbano Norte de AFSCA, y responsable de Nuevo Encuentro en San Fernando. También aportaban la directora de Despacho y Mesa de Entradas de AFSCA, Cecilia Nélida Bermudez, esposa del intendente de Morón, Lucas Ghi; y Natalia Mammana, subdirectora de Administración del organismo.

En los próximos días, según pudo saber ExpedientePolitico, podría haber más sorpresas en el AFSCA porque se hará un inventario sobre el mobiliario que se encontró en el organismo.