Alberto Fernández sabe que le iban a llegar carpetazos como la filtración de las expensas impagas por un lote que compró en Pilar. Cree que son cuestiones de las política, que puede explicar. Pero le molesta que los medios se metan con su hijo, un joven inquieto conocido como Dyhzy, su personaje drag queen. El blanqueo en un diario “amigo” fue estudiado.

Se llama Estanislao Fernández Luchetti y tiene 24 años. El diario Página 12 lo entrevistó y contó cosas divertidas como que pensaba que su padre se iba a casar cuando le dijo que tenían que hablar.

Él me venía diciendo que tenía que juntarse conmigo para contarme algo, pero no esperaba que fuera esto. En mi mente, pensaba que se iba a casar o que iba a postularse a algo pero mucho más chico, no para presidente. Me tomó desprevenido“, respondió sobre la candidatura de su padre.

El hijo de Fernández dijo que comparte “una visión del mundo” con su papá, aunque no le interesa la política para militar. Mucho menos el fútbol. Pero mantiene una buena relación con su padre.

Lo más llamativo de todo es su faceta de drag queen: se viste de mujer para realizar distintos papeles. La situación era casi desconocida para el gran público hasta que Cristina Kirchner lo nominó a Alberto como candidato a presidente.

En la semana, la novia de Alberto, Fabiola, introdujo el tema en lo de Moria…