Eduardo Duhalde sorprendió a todos contando que se mensajea con Cristina Kirchner, quien le habría dicho que no ve mal la candidatura de Lavagna. La ex mandataria no lo desmintió.

Cada uno atiende su juego. En el caso de Duhalde, significa seguir teniendo influencia en la política cuando ya se veía para la jubilación.

Los Duhalde comenzaron a pegarle a Macri cuando vieron que no les atendía el teléfono. El Bonaerense quería participar en el gobierno para evitar la vuelta del kirchnerismo, ubicando hombres de confianza en la gestión. La intentona fue fallida.

Al ritmo del deterioro económico, el Cabezón y Chiche se sumaron al coro de las críticas. Un gobierno que “no escucha” o “incompetentes” fueron algunas de las frases venenosas que lanzaron.

Ahora, Duhalde cambió el ángulo y habla de un gobierno de unidad nacional para evitar que Macri siga en el podio, liderado por Roberto Lavagna.

En una entrevista con La Nación, reconoció que se mensajes con Cristina quien le habría dado el visto bueno para la candidatura de Lavagna. ¿A qué precio bajaría su candidatura la dos veces presidenta?

En el gobierno ya preparan la artillería. “Quieren negociar la impunidad”, dicen desde la Rosada.

A decir verdad, los Duhalde fueron los primeros en sacar del cuarto oscuro al ex ministro de economía. Si se concreta, Duhalde podrá decir que volvió también a la palestra pese a que “los políticos sean todos una mierda”.