Alfredo Olmedo, el de al gorra amarilla, está concentrado en la provincia de Salta para tratar de ganar las elecciones a gobernador. El diputado que siempre asistía primero a las sesiones, aprovecha el receso del Congreso de facto por la campaña, y hace presencias y notas en la hermosa y sufrida provincia del norte.

Su slogan anti aborto le estaría dando resultados las que hay un sector importante de sus co provincianos que se siente racionados en esos valores por el actual mandatario y compañero a vice de Lavagna, Juan Manuel Urtubey.

EL sostén de la campaña de Olmedo ya no son tanto los evangelistas ya que en dicha provincia solo representan el 7 % del electorado. La Salta católica y conservadora escucha su mensaje.